domingo, 11 de enero de 2015

Canción de Navidad, Charles Dickens

«Los caminos seguidos por los hombres hacen prever los finales a los que conducen si perseveran en ellos. Pero si se apartan de esos caminos, los finales habrán de cambiar.» 

FICHA TÉCNICA:
Título: Canción de Navidad (A Christmas carol)
Autor/a: Charles Dickens
Género: clásicos; ficción histórica; narrativa
Saga: autoconclusivo
Editorial: Círculo de lectores
Páginas: 142
Año de Publicación: 2005 (1843)

SINOPSIS:
Sumergido en su amargura y su resentimiento hacia los hombres y el mundo, el viejo, malcarado y avaro Scrooge pasa sus días entre un trabajo que sólo le reporta dinero y un hogar huérfano de seres queridos. Pero la llegada de las Navidades y, con ella, de tres espectros que le mostrarán la realidad sin máscaras que la dulcifiquen, obrará en su ánimo un cambio radical. Porque nadie puede permanecer indiferente al dolor que sus acciones generan cuando la verdad del sufrimiento brilla con toda su oscuridad.

OPINIÓN PERSONAL:
¿Quién aún hoy no conoce al huraño Ebenezer Scrooge? Su historia se ha escrito, reescrito, adaptado, versionado, interpretado en teatros, llevado al cine... Hasta tal punto que es, posiblemente, el cuento navideño más conocido de la historia. ¡Un punto para la buena literatura! Sin embargo, probablemente por esa divulgación masiva que ha sufrido la novela corta, llegando a mí en múltiples ocasiones desde que era muy niña, nunca había sentido interés por leer la historia original. Un punto menos para mí. ¡Pero de este año no podía pasar! Así que una vez incluido en mi maratón navideño y terminados los volúmenes que lo precedían según el orden de lecturas dispuesto, me sumergí en el Universo Dickens.

Para entender en profundidad la razón de ser de este relato largo, es necesario conocer un poco por encima la biografía de su autor, quien influenciado por las tristes y humillantes experiencias vividas durante su infancia, simpatiza a través de su narrador omnisciente con las figuras más pobres y en situaciones minorizadas, criticando por el contrario a la clase burguesa, cuya única inquietud se reduce a la obtención de beneficios económicos. Canción de Navidad es, por tanto, una condena al capitalismo industrial del siglo XIX. Asimismo se considera que su publicación contribuyó notablemente a la restauración de la Navidad como una época festiva y de tradiciones en Reino Unido, donde su celebración había estado prohibida en tiempos de Oliver Cromwell.

Lo más destacable de la novela, además de lo bien perfilado de su personaje principal, arquetípico y dinámico, son sin duda sus descripciones, que contribuyen a una perfecta contextualización espacio-temporal por parte del lector. Si bien su narrador ágil y diestro hace del libro una lectura amena y brevísima, probable y nuevamente por lo conocida que es, la historia de Scrooge no ha llegado a calarme, aunque como ya he dicho, no lo achaco a la propia esencia de la novela, sino a lo trillado que está ya su argumento por las innumerables versiones de las que hablaba antes.

Crítica, surrealista y moralizante. Un clásico de contrastes que, a pesar de los cambios sufridos por la sociedad desde su fecha de publicación, sigue siendo una obra imprescindible para todo aquel que busca el verdadero significado del abstracto concepto espíritu navideño.

PUNTUACIÓN:

Buena lectura

6 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Yo como tu tampoco había sentido especial interés por leer este libro pero últimamente lo he visto tanto en los blogs por estas fechas que ha sido imposible resistirme, aún no lo he leído pero espero hacerlo.
    Le tengo muchas ganas a Dickens.
    No conocía su contexto social-histórico por así decirlo, gracias por compartirlo porque le da otro punto a la novela.
    Un beso y gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco tenía mucho interés en las obras de Dickens, supongo que por lo que tú dices de que nos hablan de sus historias desde pequeñas, pero por ejemplo en 2014 yo y una amiga por voluntad propia nos leimos dos libros suyos, uno de ellos era Hisotoria de dos ciudades, creo que sus obras a pesar de los cambios de la sociedad como marcas en tu reseña son impresicindibles :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no es que esté en contra de los fenómenos de masas, pero suelo crear rechazo hacia ellos. Siempre ando buscando la originalidad y eso en cierto modo es negativo porque me pierdo muchas cosas. Este libro lo empecé con pocas ganas, pero la verdad que me gustó un montón al final.
      ¡Muchas gracias por tu comentario!

      Eliminar
  3. También lo he leído estas navidades, y me ha encantado, aunque como dices, la historia ya esta muy trillada. Pero eso es lo que demuestra la universalidad y la calidad alcanzada por el relato.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. ¡Muchas gracias por leerme!

      Eliminar

Mi tiempo es cada vez más escaso. En ocasiones siento que, en lugar de pasar normalmente, me pasa por encima. Y claro, si le añadimos el hecho de que no tengo el placer de disponer de un inquieto conejo blanco que se encargue de mi puntualidad, la situación se agrava. No obstante, que no siempre tenga ocasión de responder a todos los comentarios, no significa que no los lea y aprecie. Agradezco infinitamente que haya personas que, como si leerme fuese poco, dediquen parte de su tiempo, aunque sea una porción pequeña, a comentar sobre mi contenido. Puede que ellos sean de esos pocos privilegiados a los que el Maestro Hora ha desvelado sus secretos. Yo, por mi parte, tendré que seguir buscando a mi conejo blanco. Cuando lo encuentre, tened por seguro que aquí estaré, puntualmente. Al menos hasta que vuelva a escaparse...